¿Conoce usted el caserío Carantoña en Margarita?

El periodista llegó al caserío Carantoña y se detuvo cerca de la casa de su amigo Danilo Lista. Tiempo tenía que no pisaba por esos lares. Su amigo, le dijo que antes de irse que se llevara una auyama que había traído del conuco. Aparte de su conuco, Danilo, tiene una pequeña venta de artesanía, donde vende vasijas y otras cosas, hechas con el fruto del taparo, el cual lo trabaja muy bien, si va por el lugar adquiera un recuerdo de dicha artesanía.  El reportero le dio la gracias, pero los recuerdos se le vinieron en tropel, pues rememoró que antes para llegar al sitio no existía carretera, sino un angosto camino que conducía a las pocas casas que componían aquel pequeño poblado que lo cobija la majestuosidad de una frondosa montaña, donde se tejían cuentos y leyendas.

En este lugar se decía que era de tierras fértiles y muchos campesinos de los pueblos aledaños en dicho sitio, por la fertilidad de sus tierras, tenían sus conucos, o sea en otrora, fue productora de frutos y verduras en su territorio.

El periodista recuerda que ya una vez entrada en la etapa adulta muchas veces visitó el pueblito con su amigo Eligio González, pues su mamá era del lugar, ahí tenía su casa, y en esa misma vivienda aprovechaba de hacer sus sancochos y olvidarse del día a día de sus labores cotidianas y a veces decía que al lugar lo habían olvidado las autoridades municipales, que no le metían la mano, porque vivía ese lugar apartado del mundanal ruido de los pueblos más grandes de la jurisdicción municipal.

¿PERO POR QUÉ CASERÍO CARANTOÑA?

No es común llamarlo por este nombre, aunque antiguamente el sitio fue conocido con la denominación de “Los Gallegos”, según el cronista e investigador Mario Alfonzo Lista, quien agrega más adelante:

“La Ley de División Territorial de 1916, le dio el nombre de Caserío Carantoña, en homenaje al Comandante de Caballería José María Fernández de Carantoña, prócer de la independencia, quien nació en Santa Ana del Norte y acompañó al Libertador Simón Bolívar en la Expedición de los Cayos. En mayo de 1816 fue ascendido a Teniente Coronel, por Simón Bolívar en Santa Ana del Norte el 6 de mayo, en el mismo acto donde se funda la III República y fue nombrado Bolívar, Libertador y el jefe de todos los ejércitos de la República. El teniente Carantoña combatió en varios sitios de la isla y fue herido en la Batalla de Matasiete”. Y desconocemos si murió a causa de esas heridas o lo hizo más adelante.

El periodista observando la calle serpenteada, pensó que el caserío ha crecido comparado con el que él conoció cuando niño, y por eso vuelve al cronista de San Sebastián, Mario Alfonzo, quien afirma: “Este lugar en tiempos pasados fue una tierra muy próspera y floreciente. Se encuentra este pueblito recostado al pie del legendario cerro Guaitoroco. Su primera escuela fue dirigida por el inolvidable maestro Pedro Verona Quijada. Tiene buen clima y brisa fresca, donde se cosechaba frutas, mieles, gallinas, huevos, carne y leche, para ser distribuidos en los mercados de la isla y fuera de ella”.

El periodista pensó en las palabras del cronista, pero aún no ha informado cómo se llama el caserío, por dónde se encuentra y cómo se llama popularmente. Ante esto va a la explicación: Este pueblito está entre la población de San Sebastián y El Cercado, ambos pueblos se han entrecruzado y de ahí han formado familia y por eso el pueblito que hoy se llama El Alto del Gallego, ha crecido como ya dijimos.

¿POR QUÉ SE LLAMA EL ALTO DE GALLEGO?

Pero dejemos al cronista Mario Alfonzo que nos hable del nombre y otras cosas:  “El nombre de «EL Alto de Gallego», se debe a una familia que vivía en una solariega casa situada en lo alto de una subida o loma, propiedad de los hermanos de apellido «Gallo», Gonzalo, Juan y Lucas, honorables españoles quienes cultivaban grandes extensiones de sus tierras agrícolas, que abarcaban «La Tagua» y «La Conucada», dónde producían casabe,  papelón, maíz, frijoles y frutas, además de la crianza de animales.

Se presume que el nombre de «Gallego», deriva de su nombre primitivo, donde se establecieron los hermanos Gallo o los Gallegos.

Hoy cuenta con una hermosa iglesia dedicada a San Antonio de Padua, su patrono, al cual le celebran su fiesta cada 13 de junio”, termina diciendo Mario Alfonzo.

El reportero recordó que el poeta pedregalero José Gregorio Figueroa Delgado, conociendo la belleza del lugar, la cual le fue contada por un compañero de estudio, hijo del Alto del Gallego, le compuso un Vals y le hizo los arreglos musicales, y para finalizar les deja dicha canción para que vean la descripción del Alto de Gallego, a través de la poesía:

El Alto del Gallego (Vals)

L y M: José Gregorio Figueroa Delgado (El Figue)

Con este valsecito

Que le canto a mi pueblo

El Alto del Gallego

Se llena de esplendor

Su cerro Guaitoroco

Y su antigua carretera

Fueron los que sintieron

Aquel yugo español (bis)

ESTRIBILLO

Tu añejo tinajón

Que nos enfriaba el agua

Su fauna no es la misma

Ha habido una extinción

Recordándote siempre

Pueblito encantador (bis)

II

Enclavado en los pueblos

Del Cercao y Tacarigua

Sólo queda el recuerdo

De tu gran población

Las Tortolas, Guarames

Y un sin fin de alimentos

Ya no te queda nada

De esa gran producción (bis)

emigdio malaver
Emigdio Malaver G.
emalaverg@gmail.com - @Malavermillo
SECCIONES FIJAS
El Fogon del comandante

Edición FEBRERO | MARZO 2024

GUÍA AUTOMOTRIZ

Edición FEBRERO | MARZO 2024

MAPA DE MARGARITA

Edición FEBRERO | MARZO 2024

SECRETOS INSULARES

Edición FEBRERO | MARZO 2024

MARGARITA ¡LA PERLA DEL CARIBE!

Edición FEBRERO | MARZO 2024

CHEGUACO

Edición FEBRERO | MARZO 2024

DESCUBRIENDO A MARGARITA

Edición FEBRERO | MARZO 2024

ARTÍCULOS
PROTAGONISTAS
Lcda. Milagros del Valle Hernández Salazar de Quilarque

“La Vocación De Educar Y Orientar Siempre Están Presentes”

Apóstol Daniel Landaeta

“Estoy Feliz De Haber Aceptado A Cristo Aquí En Margarita”

error: ¡¡El contenido está protegido !!